© 2018 By Carlos Cruz

¡Del Trópico a la aventura en paisajes tipo Narnia!

February 23, 2019

¿Cómo se me ocurrió ir a pasar tanto frío?

 

Toda una aventura fue la que vivimos en California, Estados Unidos. Pero antes de contarles la historia de nuestro viaje, empezaré con el antecedente sobre cómo nos fuimos de temperaturas de 35° C a temperaturas de -0° C. Hace aproximadamente dos años vi una foto hecha en el Parque Nacional Yosemite, era una foto de la Cascada de Fuego (Fire Fall), cuyo nombre real es Horsetail Fall (hasta ese momento era desconocida para mi). Se le llama Cascada de Fuego porque cada año en el mes de febrero, más o menos en la segunda mitad de ese mes, se presenta un fenómeno natural que produce que la caída de agua se vea como si fuera fuego o lava cayendo desde lo alto a 480 mts de altura. Resulta que al atardecer y por pocos minutos, la forma en que entran los rayos de sol y con las condiciones climáticas apropiadas (cielo despejado), se produce este efecto natural, el cual llama la atención de cientos y hasta miles de fotógrafos cada año. A partir de ese momento, creo que me obsesioné, se fijó en mi mente la idea de visitar el parque y hacer la foto yo mismo, en vez de solo verlas en el Instagram de alguien más. Eso fue hace dos años, pero hace un año atrás (2018) inicié realmente con los preparativos para el viaje. Lo primero que hice fue investigar sobre las condiciones del lugar, el entorno, qué otras cosas podía ver y fotografiar, cómo me iba a transportar hacia el área puesto que el parque está a más de cuatro horas de San Francisco, en la Sierra Nevada de California. También busqué hoteles en la zona y en la propia Ciudad de San Francisco. Cuando tuve el panorama un poco más claro, elaboré un presupuesto para el viaje y desde allí empecé a ahorrar.

 

En el mes de septiembre de 2018 ya tenía visto y escogidos los hoteles que iba a utilizar, el tour que iba a contratar de San Francisco a Yosemite y los itinerarios de vuelo que iba a comprar. Si el viaje sería en febrero de 2019, ¿por qué comprar pasajes, reservar hoteles y tour cinco meses antes? Es simple, por cuestión de costos (mientras más antes hagas reservas, normalmente es más barato) y por disponibilidad (muchas personas viajan al Parque en esta temporada para ver la Cascada de Fuego), lo último que quería era quedarme si reserva de hotel. Los pasajes de avión los adquirí parcialmente con millas acumuladas de viaje (viajero frecuente), así que los pasajes me salieron muy económicos. Para reservar hotel en San Francisco y en Yosemite utilicé el servicio de Booking.com y como ya soy usuario, conseguí buenas tarifas y unos cuantos beneficios extras. Para el viaje de San Francisco a Yosemite utilicé un operador de tour local llamado Extranomical Tours. ¿Por qué utilizar un servicio de tour y no alquilar un carro? Para mí la decisión fue sencilla, no me sentía confiado de manejar en condiciones de nevadas o con hielo en la carretera, habría que utilizar cadenas en las llantas y nunca he conducido en esas condiciones.

 

Arrancamos, ¡no hay vuelta atrás!

Como ya les he mencionado, el fenómeno de la Cascada de Fuego se presenta más o menos en la segunda mitad de febrero, cada año (si hay suficiente agua y buenas condiciones climáticas). Nuestro viaje empezaba el 15 de febrero pero estaríamos en el Parque Yosemite del 16 al 19, para tener mayor oportunidad de hacer la foto de la cascada, pero también para recorrer lo máximo posible y hacer muchas más fotos. Llegamos la noche del 15 a San Francisco, donde sólo pasamos la noche (unas pocas horas), para salir muy temprano el sábado 16 en el tour a Yosemite; el cual consistía en llevarnos hasta el parque y visitar algunos puntos de interés para hacer algunas fotos. Luego, el tiempo sería todo nuestro, hasta el cuarto día, cuando volveríamos a San Francisco nuevamente con el tour. Esto quiere decir que hicimos nuestros propios planes para visitar los lugares más emblemáticos del Parque, lo cual ya era una difícil elección, puesto que cada sitio es como un sueño hecho realidad.

El día sábado cayó una nevada intensa, aunque no para catalogarla como una tormenta. La visión era muy reducida, casi no se podían hacer fotos pero hicimos varios disparos. En realidad la nieve no nos detuvo, salimos a caminar a los lugares más accesibles, fuimos a la Cascada Yosemite (la más baja), que está formada por tres caídas de agua y de las cuales se pueden observar dos a simple vista. Para ver la más alta, habría que caminar un poco cuesta arriba por un sendero pero el camino estaba cerrado debido a la nieve. De hecho, todos los caminos hacia los lugares más alejados del centro del Valle estaban cerrados por el nivel de nieve en el suelo, lo cual imposibilitó que pudiéramos ir a sitios como Glacier Point, entre otros.

 

Nos hospedamos en uno de los hoteles a la entrada del Parque. Aunque hay hoteles dentro del propio parque, decidimos quedarnos en el Yosemite View Lodge en El Portal. Este hotel es más accesible en cuanto a tarifas que los que están ubicados dentro del Parque, los cuales suelen estar por encima de los US $300 por noche. A pesar de que existe un sistema de transporte público que da servicio desde el Condado de Mariposa hasta el Parque y viceversa, debo decir que no es un servicio eficiente y mucho menos responsable con sus clientes. YARTS es el servicio de transporte, el cual estábamos obligados a utilizar para ir al Parque y para regresar a nuestro hotel, pero los buses no pasaban en el horario establecido y cancelaban el paso por una u otra parada (bus stop) sin previo aviso. Ese fin de semana se vieron afectadas muchas personas, que no pudieron utilizar el servicio porque la empresa hizo cambios imprevistos. En conclusión, la próxima vez que vaya voy a alquilar un vehículo para tener independencia y no estar preocupado por si el bus va a pasar o no. Otro dato, no todas las compañías de alquiler permiten que se les ponga cadenas a las llantas de los autos, así que hay que tener esto en cuenta si se viaja en invierno (como fue nuestro caso).

 

 

En nuestro tercer día de estadía en El Portal, estando en la parada de buses, ya dispuestos a dirigirnos al Parque, conocimos a una pareja de españoles, Ramón y Sara, que iban en la misma dirección. De pronto quedamos conversando y desde ese momento nació una inesperada amistad. Ese día recorrimos a pie más de 10km dentro del Parque, me parecía increíble pero lo hicimos. Caminamos hasta lugares donde el servicio interno de transporte (gratuito) de Yosemite no llegaba (en invierno). De hecho llegamos hasta la Cascada Horsetail, donde se da el fenómeno de Cascada de Fuego al atardecer. Desde temprano ya habían fotógrafos haciendo la foto del “antes” y deduzco que se quedaron para el “durante” el fenómeno. Vimos a muchos fotógrafos con sus cámaras, trípodes, mochilas, sillas plegables, bolsas de dormir y demás accesorios necesarios para esperar por horas a que se diera el evento. Seguramente todos ellos contaban con su propio transporte. Una cosa que nos llamó mucho la atención fue que nadie (hoteles y tours) brinda el servicio de transporte para las personas que desean hacer la foto de la Cascada de Fuego. Resulta que este fenómeno se presenta cerca de las 5:30 a 5:45 pm, pero el último bus de YARTS sale del Parque a las 5:35 pm, desde un punto bastante alejado de la cascada. Entonces, ¿cómo no se le ha ocurrido a alguien prestar este servicio de forma privada al menos para Fotógrafos? No tengo la respuesta, pero allí hay una oportunidad de negocios por si te animas. De hecho, la falta de transporte fue la razón por la cual no pude hacer la foto de la Cascada de Fuego, lo cual me entristeció al principio, pero lo superé muy rápido. Las muchas otras fotos que pude hacer, las largas caminatas y la conexión con la naturaleza fueron recompensas suficientes para no sentirme decepcionado por no hacer la foto de la Cascada de Fuego.

 

Al día siguiente, el último en el Parque, hicimos algunos recorridos cortos y aprovechamos para hacer compra de recuerdos en una de las tiendas que hay dentro. Sobre la alimentación, no es muy variada pero sí hay opciones. En el Yosemite Valley Lodge (hotel dentro del Parque) hay un área de restaurantes donde se puede comer pizza, emparedados, hamburguesas y tal vez un plato de comida corriente. Sin embargo, el concepto es de comida rápida, así que no hay que esperar algo muy elaborado, pero sí delicioso. Cerca del Centro de Visitantes también hay una cafetería, donde también hay comida rápida y un necesario café.

Otro lugar interesante para visitar es Hansel Adams Gallery. Si no sabes quién es Ansel Adams, googlealo, es uno de los personajes más importantes para Yosemite. En la galería se encuentra una variedad de libros y fotografías hechas por Adams y por su hijo (quien dirige la galería actualmente), así como de otros fotógrafos. Pero también encontrarás otro tipo de arte y hasta ofrecen talleres fotográficos.

 

Por último, y no por ser menos importante es la temperatura. El Parque Nacional Yosemite es parte de la Sierra Nevada de California, por lo que los mantos de nieve en invierno son muy comunes. La temperatura mínima que nos tocó fue de -4°C, que a la sombra y con brisa suele sentirse como si fuera más baja. Irónicamente, el día más frío para nosotros no fue ese, cuando llegó a -4°C, si no al día siguiente cuando la temperatura era de 1°C. ¿Por qué habrá sido esto? Honestamente no lo sé porque estaba igual de soleado que el día anterior.

 

 

Del Bosque a la Ciudad

 

La recta final de nuestro viaje había iniciado, pasamos la mañana y parte de la tarde del martes en el Parque, donde nos recogería nuestro transporte de vuelta a San Francisco, donde todavía nos quedaba día y medio para conocer parte de la Ciudad. A eso de las 3:30 pm inició el viaje de vuelta en el bus de Extranomical, el recorrido fue largo (como a la ida) de casi cinco horas. Llegamos a San Francisco muy cansados pero teniendo claro que al día siguiente debíamos salir temprano a conocer la ciudad. Resulta que nuestros amigos Ramón y Sara (los españoles, ¿se acuerdan?) ya nos habían pasado el dato de un tour gratuito, de esos que ofrecen sin un precio establecido, pero lo esperado y justo es que cada persona le reconozca al guía una compensación por el servicio prestado. El sitio web es freetour.com, donde entras y luego escoges la ciudad que quieres recorrer. Hicimos la reserva para nuestro tour para las 2:00 pm del día siguiente. Temprano en la mañana nos fuimos al famoso Muelle 39 (Pier 39) y vimos a los leones marinos jugueteando y hasta peleando territorio sobre unas plataformas a orillas del muelle. Esta es una de las atracciones del lugar, donde las personas llegan a tomarse fotos o hacer videos y luego pasan a los restaurantes, bares o cafeterías que están ubicadas en ese mismo muelle. La verdad el lugar es muy atractivo, se come bien y es cuestión de buscar el que más te llame la atención o el que tenga el precio que más te guste, es tu decisión. Después del muelle nos fuimos a hacer un recorrido en el Cable Car (es un vagón que anda en medio de la calle). Tal vez ya viste fotos del Cable Car, es representativo de San Francisco, pero si no las has visto antes, aquí las puedes ver. Después de almorzar nos fuimos al Union Square, lugar de encuentro para nuestro “Free Tour”. Lo más interesante del tour fue escuchar toda la historia que hay detrás del surgimiento de la ciudad y también la visita al China Town, que también está muy relacionado a la historia de San Francisco. Por supuesto, aquí nos encontramos nuevamente con nuestros amigos Ramón y Sara, con quienes nos fuimos al final del tour a cenar en el Pier 39.

A la mañana siguiente, último día en San Francisco, nos fuimos a conocer el Palace of Fine Arts (Palacio de Bellas Artes), el cual está muy cerca del Parque Crissy Field, donde fuimos a tomar fotos del Golden Gate Bridge. Ya para medio día estábamos de vuelta en nuestro hotel y esperando el taxi para ir al aeropuerto y luego a Panamá.

 

Este fue uno de los mejores viajes que he hecho en mi vida, la experiencia ha sido única, logré hacer buenas fotos y ahora sé que hacer y qué no hacer para la próxima vez que vaya, por de seguro voy a volver en unos dos años… ¿me acompañas?

 

Gracias por leer mi blog y te invito a seguirme en redes sociales:

Instagram: @carloscruzfotografiapty

Facebook: @renascentphotographyarts

 

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload