© 2018 By Carlos Cruz

Redescubriendo Panamá - Siguen las Historias!

August 16, 2017

 Ha pasado algún tiempo desde que escribí el último artículo de este blog. No es que no tenga historias que contar; más bien era más cómodo no escribir, pero no lo mas satisfactorio.

 

Hace unos meses comenté en uno de mis posts del blog que había iniciado una campaña del gobierno para promover el turismo interno, lo cual me alegró en su momento. También había mencionado en el post anterior a ese que acabo de mencionar, que no parecía haber un plan sostenible, que en ciertas épocas del año incentivara a los panameños a conocer su propio país, en vez de irse de viaje fuera de Panamá. La campaña de turismo interno duró sólo unas semanas, lo cual es entendible, pero ¿luego qué? Además, la idea de utilizar a figuras reconocidas del patio para las campañas, pues tiene su atractivo, pero tal vez el panameño promedio no se identifique, porque existe el riesgo de que lo vea como una actividad o cosas que hacen gente de cierto estatus o nivel económico. Nada más lejos de la realidad, ya que yo mismo he comprobado que se puede viajar internamente, con mi familia, y no gastar demasiado dinero.

Hay sitios sumamente interesantes y hermosos, tan cerca como en Panamá Oeste o tan lejos como Pedasí en Los Santos o Los Cangilones en Chiriquí. La elección está entre viajar más o menos horas, pero sabes qué… eso es parte de la diversión. Por ejemplo, en mis vacaciones he tomado de 3 a 4 días para llegar al destino planificado, pero en el camino vamos recorriendo diferentes sitios, haciendo fotos, visitando amigos y familiares. Es decir, que sea o no divertido es tu propia elección.

 

 Actualmente existen unos paquetes de promoción, por la temporada baja, pero pienso no tienen suficiente difusión. Están en la web de la Autoridad de Turismo de Panamá (http://www.atp.gob.pa/) y he visto en redes sociales uno que otro post al respecto. Nuevamente, pienso que le hace falta difusión. Yo, para contribuir y hacer mi buena acción del día, les dejé en la línea anterior el enlace web al sitio de la ATP. Pero ¿sabes que en ese mismo sitio también puedes ver el listado de Ferias Nacionales 2017? Si no lo sabías, ahí va otro dato entonces. La cuestión es que puedes hacer coincidir tus vacaciones o visita al interior con alguna feria y disfrutar de nuestro arte y cultura, las comidas, tradiciones, además de la oportunidad de enseñárselo a tus hijos (si es que tienes).

 

Hablando de ferias y fiestas tradicionales, quiero hablarles un poco de una a la que fui hace varios meses, pero que cada día va volviendo más atractiva y se va organizando más seriamente (no es que antes no fuera seria). El Festival de Diablos y Congos de Portobelo, es un festival autóctono de la región caribeña de nuestros país, que mantiene viva las tradiciones de nuestra gente negra y que felizmente ha recibido mayor apoyo de parte de personas particulares y la empresa privada. El pasado 18 de marzo de este año, nos fuimos para Portobelo con un grupo del Club Fotográfico de Panamá. Una de las cosas más importantes que debes tener en cuenta es que si quieres llegar al Festival, tienes que llegar temprano (horas antes de iniciar) porque el tráfico podría ser una verdadera tragedia, ya que miles, sí, miles de personas en autos propios, alquilados o en transporte público, se dirigen hacia el lugar a disfrutar del Festival. De camino, hacen un retén de Policía en la entrada de María Chiquita, pero eso no es lo que realmente congestiona el tráfico; lo que verdaderamente detiene a los autos es el cobro que hace el gobierno local por ir hacia el Festival. Lo que se paga no es nada exagerado; si mal no recuerdo, son como tres dólares. Sin embargo, mientras que paras, pagas y te entregan el recibo de pago, te puede tomar un minuto a minuto y medio, pero multiplica ese tiempo por cientos de autos en la fila… ya se vuelve seria la cosa.

 

Al llegar a Portobelo, debes tener presente que las calles son sumamente estrechas, casi no hay dónde estacionarse, pero si fuiste temprano (como yo hice), entonces el problema es menor. Yo conseguí un estacionamiento junto a la vieja Aduana y cuando salí no tuve mayor retraso; eso sí, hay que salir despacio y con cuidado por la gran cantidad de gente en la calle y los autos mal estacionados, que reducen mucho más el espacio de circulación.

 

El Festival

 

Bueno, habiéndote contado un poco de la logística para llegar y salir de Portobelo, te hablo sobre el Festival. Primeramente, si eres fotógrafo aficionado o profesional… ¡No te equivoques! El atractivo visual no está sólo en los bailes tradicionales, en las presentaciones o cantos en tarima… todo lo que sucede alrededor del festival vale su peso en oro (fotográficamente hablando porque yo sigo limpio). La vida está en lo que sucede en el entorno, los puestos de comida, la gente caminando en la calle, lo que pareciera ser confusión, en realidad está lleno de momentos únicos que no deberías dejar pasar con tu cámara. La preparación de los diablos, las máscaras que terminan de pintar a último minuto antes de la presentación y se están asoleando en una vereda o las máscaras en fila una junto a la otra, una chica bailando en una esquina junto a unos diablos, la viejita bailando con un congo, el niño vestido de diablo haciendo su práctica junto a su padre y los amigos y desconocidos que lo rodean para ver cómo se desenvuelve… Todo esto que te he mencionado ¡y el Festival aún no empieza! Eso y muchas otras situaciones se van desarrollando y no entiendo cómo hay gente con la cámara en mano esperando sólo a que inicie el Festival. Te recomiendo estar pendiente al calendario de fiestas nacionales que te mencioné más arriba para que sepas cuándo se desarrolla nuevamente este Festival y muchos otros.

En fin, en Panamá hay cada festival lleno de riqueza cultural, de los que podemos disfrutar mientras viajamos en nuestras vacaciones. A continuación, te dejo con algunas de las fotos que hice en el Festival de Diablos y Congos de Portobelo. Pero también te dejo más abajo algunas fotos de otros festivales que se desarrollan en otras partes del mundo y es que cada uno tiene su atractivo. Esos te los dejo como referencia solamente, pero siempre animándote a que te decidas a recorrer tu propio país y conocer o redescubrir lugares o situaciones a los que antes no les habías puesto atención.

 

1/16

   

 

Debes visitar

 

Muy bien, a continuación, voy a describir algunos lugares a los que he ido y que definitivamente los recomiendo como próximos destinos a los que debes ir. Aunque ya hayas ido en otra oportunidad, lo importante es cambiar el chip, una nueva forma de pensar y ver estos lugares. Por ejemplo, si vas a una isla, no te concentres sólo en la playa y en buscar sombra bajo una palmera; mira qué atractivos hay alrededor, si hay una gira a un lugar cercano, cómo vive la gente del pueblo, qué actividades hacen, no seas duro y compra algo hecho a mano por los locales (no lo veas como que es muy caro). En fin, estas recomendaciones aplican a cualquier lugar que vayas.

 

Isla Chichimé

 

No es chicheme, Chichimé… es una isla en el archipiélago de la comarca Guna Yala o San Blas, que está más o menos a una hora y media del puerto, pero que de seguro vas a disfrutar. Por estar un poco más alejada que otras que te ofrecen los tours tradicionales, probablemente no esté tan llena como de turistas como las otras, lo cual te puede favorecer. Normalmente la gente llega a pasar el día y se van por la tarde; pero parte del atractivo está en pasar la noche en tu tienda de campaña (mejor si es en grupo), cocinar algo en la noche para picar y tomarse algo refrescante junto a los amigos y familia. No es que no haya nada que comer; una vez allí, te ofrecen platos de comida para el almuerzo y cena, no estoy seguro si para el desayuno también, pero nosotros llevamos nuestras provisiones, así que no hizo falta.

 

El atardecer y amanecer en la isla es verdaderamente muy pero muy bonito. Ese sábado en la tarde, todos corrimos con nuestras cámaras a un extremo de isla a tomar fotos del atardecer, fue hasta romántico. Los colores rojizos, purpura, eran algo que había que ver por uno mismo y cómo se formaban las siluetas de las personas en la playa, las palmeras y los botes anclados cerca de la isla.

Fíjate que es un tour no muy caro para una pareja, por ejemplo, podrían ser unos $250 dólares por sábado y domingo, pero ahí se incluye transporte desde Panamá, costo de la lancha, impuestos y comidas. A parte de eso, lo que quieras llevar en tu hielera. Hay varias opciones de tours, así que lo que te recomiendo es buscar en FB, donde encontrarás varias opciones. Chequea las fotos:

 

 

Emberá Drua

 

Si no te quieres ir tan lejos pero siempre con ese aire tradicional y autóctono, entonces vete de paseo al Río Chagres, donde hay también varias opciones. La que yo te recomiendo es visitar la población de Emberá Drua (Pueblo Emberá), así se llama la comunidad. No tengo quejas de su guía, fue una persona muy atenta y en todo momento flexible a lo que le solicité. Puedes encontrarlos en la web, donde te detallan todo lo que incluye la visita a la comunidad, desde que llegas al Puerto Corotú en el Chagres y la visita misma. Acá los encuentras http://www.trail2.com/embera/contacto.htm. Puedes llamar a los celulares o escribir a los correos electrónicos, pero por experiencia, lo que mejor funciona es escribirle por WhatsApp y preguntar por Iván. Si no te contesta de una vez, dale unas horas e incluso un día, ya que la señal puede ser difícil en el área.

El tradicional pescado con patacones está incluido en el costo de la gira, bailes tradicionales, la historia del pueblo, puedes hacer todas las fotos que quieras a quien quieras y hasta te llevan a una cascada cercana si lo coordinas con ellos. La atención es muy buena, hay artesanías y de hecho tienen un pequeño mercado donde encuentras de todo tipo de adornos, pulseras, etc. No te voy a decir que son baratas, pero valen la pena. El costo de la gira puede oscilar por los $50 dólares por persona; es una visita de un día, desde la mañana hasta la tarde. Aquí sí tienes que llegar en tu auto hasta el Puerto Corotú, que no es lejos, pero los últimos siete kilómetros de carretera están bastante deteriorados y debes ir despacio. El trayecto en piragua es parte de la emoción y si el río está un poco seco en algunas partes, tienes que bajarte a empujar la piragua para salir de la parte seca. Ah no te querías mojar? Pues mejor no vayas… pero si quieres vivir la emoción de pasar un día en la naturaleza, convivir con los Emberá y disfrutar de sus tradiciones, entonces vale la pena mojarse. Mira las fotos aquí abajo:

 

 

 

Cascadas en Sorá

 

Ok, vamos con el último sitio de este post, que tampoco están muy lejos de la Ciudad de Panamá. Tienes que llegar hasta Bejuco en Chame y ahí te espera el guía que te llevará hasta el pueblo de Sorá y más arriba. Es un trayecto de montaña, pero la carretera está muy bien y puedes llegar en tu auto justo hasta el pueblo. De ahí en adelante debes cambiarte a los 4X4 que debe haber coordinado el guía para el último trayecto hasta un lugar conocido como Manglarito, que de hecho pertenece a San Carlos y no a Chame. Es decir, al llegar arriba cruzas la frontera (si se puede llamar así) de un corregimiento a otro, pero eso no determina nada en tu visita, es sólo por conocimiento general. Dependiendo del tamaño del grupo, el costo de la gira podría estar cerca de los $30 dólares y eso te da derecho a visitar 2 o 3 cascadas y el almuerzo; todo depende de lo que hayas acordado con el guía. Por ejemplo, nosotros acordamos visitar 3 cascadas, pero al final sólo fuimos a 2. Esto no fue por un fallo del guía o algo parecido; nosotros decidimos no ir a la tercera y ya te explico por qué.

La Gloria

La cascada La Gloria es la más accesible, muy fácil llegar hasta ahí y hacer unas buenas fotos. Está muy cerca de la casa de la familia donde posteriormente tomamos el almuerzo (arroz con guandú, pollo guisado y ensalada y chicha). Pasamos un rato en el lugar haciendo fotos, algunas personas se metieron al agua, otros subieron a la parte alta para tomar fotos desde allá. Es una cascada algo grande, que se divide como en varias secciones desde arriba hacia abajo.

 

 

La Tulivieja

 

Luego de pasar un tiempo en La Gloria, empezamos a preguntar: ¿por dónde llegamos a La Tulivieja? Que era la segunda cascada a visitar. El guía nos respondió que había que subir por una trochita que iba más o menos en paralelo a la cascada La Gloria, hacia arriba. Cuando pusimos atención vimos que el camino no era tan fácil como pensábamos, había que subir por una trocha lodosa, casi no había de dónde agarrarse, a excepción de una especie de baranda improvisada que han hecho para que uno no se caiga al barranco (literalmente). Sin pensarlo mucho, algunos se arrepintieron antes de subir (sabia decisión) y otros decidimos seguir la travesía para llegar a La Tulivieja. El guía nos había calculado 18 minutos subiendo; tomamos cerca de 30 minutos, que no parecerá mucho, pero lo difícil y peligroso del terreno fue lo que hizo la diferencia. Si bien puede ser difícil y hasta peligroso, también vale la pena subir hasta aquella cascada, pero eso sí, evalúa el área tú mismo y toma la decisión de subir o no; no trates de sobrepasar tus capacidades porque te podría costar una herida o hasta la vida. Siempre, siempre, es mejor ir a este tipo de lugares con un guía que conoce el área y que sabe qué hacer en caso de una emergencia.

Cuando llegamos a La Tulivieja, sí que valió la pena. La caída de agua es más pequeña que La Gloria, pero la olla que se hace abajo es más profunda y se presta para darse un buen baño.

 

Aquí puedes ver algunas imágenes de ambas cascadas:

 

 

1/8

 

 

Bien, espero que con este post hayas conocido lugares a los que nunca has ido o que has ido hace mucho tiempo o incluso que los veas ahora con otros ojos; en fin, te invito a recorrer tu país y seguir #redescubriendopanama

 

Sígueme en mis redes:

 

IG: @carloscruzfotografiapty

 

Gracias!

 

@carloscruzfotografiapty

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload